sino todo lo contrario…

9 Mar

sino todo lo contrario, lo que me llevó precisamente a conservar el mismo que había empleado desde el comienzo. ¿No existiría pues Dios en esas inexplicables secuencias que a nadie le constan pero que son secuencias y que por lo tanto son arte e inteligencia? O no es sino la inversión de lo mismo, una consecuencia con una causa futura, ya saben, el sabor del sin tiempo -no se confunda con el destiempo-, que reintegra lo que nuestro cerebro con mucho trabajo desintegra. O la discusión de algo incomprensible, un fragmento, ¿literatura?

Ahora, no hay que alejarnos demasiado de la ausencia de tiempo, esta idea, como todas las ideas, desciende de una familia y se relaciona con ellas, llevándonos a una incursión inesperada que es un poco el punto de nuestro experimento. No se asuste, la confusión momentánea es un fenómeno normal. Y es que en la lectura se presupone un orden, ya lo han dicho fuertes teóricos del incipit -un profesor mío en Mirail, Raymond Esclapez, que solo se entra de una manera a un texto, que solo se entra una vez -no compliquemos las cosas con el olvido, ya pone el asunto problemas abordado como está-.

¿Estoy tratando de inspirarle a usted temor, lector mío? (temáticamente esta sería la entrada de nuestro texto) ¿me he metido a internet para intimidarlo con habladurías intelectuales? Por supuesto que no y desde luego que sí. Trato de no ocultar la rareza verbosísima de mis intereses, de mis filosofías y fantasmas con todo el afán de advertir al lector resignado que mi lectura no es fácil. ¿A qué se debe? Que usted no me paga lector, yo no le vendo mi blog y usted, amigo mío, tampoco me lo compra. Esto debe hacerme, para algunos un rádical. Y es que he intentado -a veces- venderme y he fallado.

Pero retomemos el lío, dije que tampoco quiero espantarlo a usted. Es verdad que quiero, que necesito que usted me lea, porque de otra forma bloggear es una actividad masturbatoria y voyeurista, cosa que nuestra civilización no toma bien (al menos en público). Entienda, no obstante, que debo ser franco con usted, que pienso brutalizar las fibras intelectuales de mi lector con filosofías, humor y otras cosas así de terribles. Requiero esta sinceridad como el toro de lidia a su asesino. Usted debe saber, que seré un grosero en cuanto mis palabras y un desgraciado en cuanto a mis variantes. Un día debe leerme y hallarme bajo, y miserable. Otras veces, un idiota simpático.

Y abordaremos el presumible por qué de este blog, la razón de ser, orgulloso origen de todas estas cosas. Otro día.

El pacto de lectura es este: Yo escribo, usted me escucha; debe descreer de mis palabras, debe pensar de manera escéptica cualquier cosa que digo y escribo. Voy a mentirle, trataré de que suene descarado inicialmente, así usted se sentirá seguro de mi bajeza. Luego, para sorprenderlo o inquietarlo, diré la verdad -o así sonará-. Personalmente es mejor esperarse a la mentira, leemos así las biografías y los periódicos, otras ficciones deben abordarse con ese ánimo sano. Para que sepa usted, pienso ponerme pesado los próximos cuatro posts, no se alarme, es parte de un plan para aflojar un poco la lectura y sentirme cómodo. Internet, sabrá usted, me intimida.

Luego les cuento por qué.

¿En resúmen? Uno solo comienza a leer una vez, esta firma inicial conformará toda la espectativa que uno tiene de lo leído, una idea grosera es el título, los títulos siempre arruinan o salvan el texto que sigue -un film de Nanny Moretti hace esta misma aclaración, aunque se trate allí de un mercado polonés-. Y no, no pienso citar mucho a Nanny Moretti, si me la paso citando gente todo el tiempo -si digo por ejemplo, que de Borges vino la meditación que lancé sobre Dios-, entonces ¿que tengo que decir yo por mí mismo? No soy un erudito ni nada por el estilo. O tal vez algo por el estilo.

Luego les explico qué.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: